Elaine Díaz publica en su blog La Polémica Digital lo que ella define como cinco desafíos de la extensión del acceso público a Internet en Cuba:

  1. ¿Cómo el sentido de la urgencia, la ausencia de conocimientos sobre el uso de servicios de Internet, los altos precios y los dispositivos de acceso están condicionando la experiencia de navegación por Internet en Cuba?
  2. ¿Cuál va a ser la metodología a emplear para medir estadísticamente la penetración a Internet en Cuba incluyendo los puntos de acceso públicos y las formas de acceso previas?
  3. ¿De qué manera se prevé la formación del personal docente de la educación primaria, secundaria y preuniversitaria sobre el uso de Internet en un contexto en el que el acceso de los estudiantes antecede u ocurre simultáneamente al de los profesores?
  4. ¿Cómo se prevé incluir a los sectores en desventaja socioeconómica y de conocimientos en cuanto al uso de las TIC en el proceso de extensión del acceso público a Internet?
  5. ¿Cuáles son las formas de uso de los datos electrónicos de los usuarios – incluyendo los historiales de navegación – por parte de ETECSA y cómo serán utilizados y/o compartidos por/entre diferentes instituciones?

Y a propósito de esta reflexión, se me ocurren cinco interrogantes:

  1. ¿Cuáles son las condiciones y términos de servicio al usuario?
  2. ¿ Cómo la legislación de hace tantos años se aplica ahora con nuevos lenguajes y oportunidades?
  3. ¿Hasta qué punto la Ley dictada por ETECSA sobre el uso del servicio voIP se aplica a su servicio de pago?
  4. ¿ Cómo se prepara la red Cuba para competir en contenidos y calidad frente a las nuevas alternativas que ahora poseen?
  5. ¿Es el WiFi es solo una poción del olvido sobre el acceso a Internet desde los móviles donde quiera que nos encontramos por la red 2G?

Espero que alguien nos pueda ayudar.