Los directivos de nuestra querida ETECSA anunciaron que entre sus prioridades está la de colocar puntos con acceso Wi Fi en lugares públicos de masividad (sugiero la parada del P2/P16/174/20/27 de G); la revisión de los pares para futurísimos accesos domésticos a Internet y la conversión a 3g… del sur de La Habana.

Tras el anuncio del presidente de Cuba, Raúl Castro, y el de Estados Unidos, Barack Obama, el 17 de diciembre pasado, de normalizar las relaciones entre ambos países, la temática del acceso a Internet por parte de los cubanos se encuentra en el top de los intereses generalizados, tanto dentro como fuera de la Isla.

De esta forma, los “chicos malos”, —forzados por el bloqueo a repudiarnos— comenzaron a abrir sus servicios a Cuba y a ofrecer las potencialidades de sus empresas en el país.

Resonó mucho la decisión de Netflix de ofrecer series a Cuba por banda ancha en internet, —ja, ja, ja!—. Tamto, que hasta el momento el tradicional choteo de la Isla, lo compara con el famoso paquete de la semana.

Hoy, la noticia es que otro de los malos, Apple, también ha retirado a Cuba de su lista de países donde no pueden ser exportados sus productos.

Este cambio en las políticas aconteció a principios de enero, aunque no fue hasta ahora que los medios prestaron atención al anuncio.

A ver si ahora el desbloqueo y jailbreaking de sus productos, así como la venta de estos en el mercado negro, baja de los precios astronómicos para quedarse solamente en “precios altos”…

Por otra parte, Microsoft no ha realizado ningún anuncio sobre sus políticas respecto a la Isla, aunque ellos no son precisamente los más reaccionarios. Hasta ahora, cada vez que he intentado acceder a sus servicios y productos, no me ha salido el cartel de que estoy en un país prohibido.

Otros malos que se volvieron buenos —incluso antes del anuncio— son los chicos de Google. Hasta el momento no es que hayan tenido una gran apertura, su robot quebrado de que my country is forbbiden me aparece de vez en vez, aunque Drive funciona muy bien y nos dan la migajita de descargar Chrome libremente.

Además, tuvieron intercambios en la Isla.

Unos buenos —que siempre lo han sido— son los del equipo de Mozilla, que tienen hasta una página oficial para la Isla (Firefoxmania). Esta iniciativa permite a los usuarios de la red .cu (la mayoría) actualizar su navegador, descargar el cliente de correo (Thunderbird) y los complementos correspondientes.
Nada, que los funcionarios y especialistas aseguran que el pueblo cubano está en la capacidad intelectual de acceder a Internet, y los malos cada vez son más buenos. Ya sueño con subir un video a Instagram mientras corro al P2 (o la 20/27/P16/174)…