Sigo aferrado a Cristo y confiado en mis médicos y enfermeras. Hasta la victoria siempre!! Viviremos y venceremos!!!

Esas fueron las últimas palabras del mandatario venezolano Hugo Chávez en la red social Twitter.

Ciertamente, Chávez fue uno de los presidentes más progresistas en el tema de las redes sociales y las nuevas tecnologías tanto de América Latina como en el resto del mundo.

Cuando abrió su cuenta en esta red de microblogging en el año 2010, en el mes de abril, Chávez denotaba un rasgo muy reconocido de su personalidad: el carisma.

El mismo nombre de la cuenta Chávez-Candanga hace alusión a una personalidad fuerte, bravía, según significan los venezolanos de esa segunda palabra.

Con tuits tanto de carácter oficial, como de otro tipo, la cuenta de Chávez fue el vehículo de su mandatario para acercarse aún más a sus seguidores no solo en venezuela, sino en el resto del mundo.

Al momento de su desaparición física el perfil de Hugo Chávez posee 4.172.559 seguidores. Los números hablan por sí solos.

El último tuit de Chávez ha quedado para la historia. Es la esperanza de un hombre que quería vivir y que se sentía con fuerzas para hacerlo. No por él, sino por el destino de América toda.

@chavezcandanga hasta siempre.