Un ídolo de masas de los internautas, el fundador de Megaupload, Kim Dotcom,  anunció que para enero volveremos a contar con otra de sus ideas: Megabox.

Desde el 19 de enero de 2012 encontraremos un sitio que según el propio Dotcom será gratuito, intuitivo y, sobre todo, legal.


 

Según una nota que publica el Huffington Post, Dotcom, que se encuentra en libertad condicional en Nueva Zelanda a la espera del inicio el marzo próximo de su juicio de extradición a Estados Unidos que lo acusa de piratería informática y otros delitos, creó una cuenta en la red social Facebook para su nuevo portal “Megabox“.

Una de las características de adelanta el compañero Kim es que habrá espacio ilimitado para el almacenamiento de música y que además ha creado un sistema mediante el cual, hablando en castellano, solo usted será culpable de que se pirateen los archivos que usted suba.

De esta forma Dotcom se lava las manos y aprovecha el aniversario de su detención con el lanzamiento de un nuevo sitio, un reto evidente a sus detractores.

Es evidente que el mundo no se termina en 2012. BITCHSLAP.

Les dejo con el resto de la nota original:

Sin embargo, el lanzamiento de Megabox podría poner en peligro la libertad condicional de Dotcom o podría abrir la puerta para que se le acuse de nuevos cargos, informó hoy por su lado el portal Computerworld New Zealand al citar documentos judiciales presentados la semana pasada por el Departamento de Justicia estadounidense.

Dotcom aseguró en una declaración jurada en Nueva Zelanda que no tenía previsto relanzar Megaupload o servicios similares hasta que el proceso judicial en su contra sea resuelto.

Su abogado en Estados Unidos, Ira Rothken, consideró que, al parecer y por segunda vez, Estados Unidos está atacando una nueva tecnología antes de investigarla completamente, tras asegurar que su cliente es inocente, agregó el portal de noticias informáticas.

EEUU acusa a Megaupload de haber causado más de 500 millones de dólares en pérdidas a la industria del cine y de la música al transgredir los derechos de autor y obtener con ello unos beneficios de 175 millones de dólares.